Conservadores ¿Cómo dañan tu salud? – Alimentos Saludables

Conservadores ¿Cómo dañan tu salud? – Alimentos Saludables

Existen muchos tipos de conservadores en los alimentos y la mayoría de los alimentos en los que son utilizados se consideran alimentos saludables, pero nosotros creemos que cualquier producto que utiliza conservadores que no son naturales, ya no puede ser considerado parte de los alimentos saludables, te diremos por qué.

Pero primero veamos la definición de conservadores:

El empleo de conservadores es una práctica muy antigua. Los conservadores son aditivos que prolongan la vida útil de los alimentos, sin embargo los alimentos conservados con ellos no son imperecederos, sólo se mantienen inalterados por un período de tiempo limitado, pues el crecimiento de los microorganismos se ve retardado, pero no inhibido de forma total.

¿Por qué no son recomendables los conservadores químicos?

 

 

Por razones de tipo sanitario, se aconseja prohibir su uso ya que los agentes conservadores sintéticos pueden ser sustancias tóxicas en sí mismas, por lo que si se consumen diversos productos con la misma sustancia tóxica, se puede sobrepasar la ingesta total diaria recomendada, con lo que se puede inducir a un efecto acumulativo perjudicial.

 

Existen conservadores no tóxicos para nuestro organismo y que logran conservar los alimentos, (haciéndolos alimentos saludables) alargando el tiempo funcional del producto, pero son poco utilizados en la industria.

 

¿Porque es importante el etiquetar?

Existen muchos conservadores que deberían estar en las etiquetas de los productos para que podamos distinguir los alimentos saludables cuando hacemos nuestras compras.

 

Las razones por las que éstos conservadores químicos deben ser mencionados en las etiquetas es porque causan daños a la salud, algunos de ellos desencadenan alergias ó son acumulativos.

Existen muchos conservadores sintéticos que no han presentado ningún registro de daño a nuestro organismo, debido a que no se ponen en las etiquetas de los productos y por ello no se pueden asociar su uso a algunas enfermedades. Los científicos han encontrado estas sustancias en estudios de enfermedades tan graves como el cáncer, es por ello que ya no deben considerarse como alimentos saludables.

Es muy importante que sepamos que esto sucede y que seamos conscientes de sus posibles repercusiones en nuestra salud.

Veamos un ejemplo:

 

Si los plátanos vienen desde Centroamérica necesitan de algún conservador que les ayude a llegar íntegros a la Ciudad de México, aún cuando lleguen en buenas condiciones, deben pasar un tiempo almacenados hasta que un comprador llegue, mismo que planea probablemente venderlos esa semana (hasta aquí todos los consideramos alimentos saludables).

Un producto como el plátano no podría durar tanto tiempo en buenas condiciones para poder consumirse, pero lo logra con sustancias que se rocían sobre ellos y los hacen más resistentes. (sin mencionar el manejo genético que reciben, que es precisamente para que logren esa resistencia, lamentablemente los productos no pueden considerarse como alimentos saludables sólo por ser frescos) .

No se sabe a ciencia cierta qué es lo que sucede con productos químicos utilizados para este fin,debido a que no hay etiquetas, los productos pueden ser rociados desde antes de la cosecha y nadie se daría cuenta, además cuando los compramos no sabemos de donde provienen ni quien los produjo y cuando alguno de nosotros presenta algún síntoma, no hay forma de que ni nosotros ni el médico lo relacionen con el plátano que nos comimos y mucho menos con la sustancia química que fue utilizada para conservarlo.

Si estos productos se etiquetaran nuestros científicos podrían llevar un control de las sustancias que se implementan como conservadores sintéticos, y nuestros doctores podrían calcular los riesgos a la salud, pudiendo hacer una clasificación de alimentos saludables.

 

Consume Productos Orgánicos


En el modo de vida actual parece imposible que se puedan comer alimentos saludables recién cosechados del huerto. Sin embargo, lo más recomendable para acercarse a esta alternativa es consumir productos orgánicos certificados y tratar de conseguir los alimentos más frescos y naturales.

 

Los productos orgánicos certificados indican su procedencia, para que puedas  calcular que tan frescos son y sólo pueden utilizar conservadores 100 % naturales. Son una excelente opción para aquellas familias que viven en la ciudad pero quieren comer alimentos saludables directos del campo y con los más altos estándares de calidad. Cuando un producto orgánico es procesado para hacer otro producto, no se le añaden conservadores sintéticos, por ejemplo las mermeladas y los jugos orgánicos.

 

En futuras publicaciones hablaremos de los conservadores naturales, que garantizan que podemos tener verdaderos alimentos saludables, frescos y deliciosos en nuestra dieta.

 

 

Comenta en facebook y twitter sobre este artículo

Comenta

comentarios



© 2011-2014 Aires de Campo 2614-8646 - Av. San Antonio #16, Col. San Pedro de los Pinos, México, D. F Todos los derechos reservados


Términos y Condiciones - Deslinde de Responsabilidades - Política de Privacidad